CARDAN METAL
GUARDAPOLVO CARDAN

¿En qué consiste el mantenimiento del cardan industrial?

La maquinaria industrial enfocada al metal, como la de siderurgia o de laminación,  es de las que más mantenimiento constante precisa debido al continuo funcionamiento en largos periodos de tiempo, altas cargas de peso o material y múltiples agentes o residuos que dañan los componentes internos en el proceso.

Uno de los elementos más presentes en ellas es el cardan, el cual ayuda a transmitir par y movimiento de un punto a otro aunque estos no sean colineales. Su mantenimiento es crucial para prolongar su tiempo de vida y controlar el correcto funcionamiento en la máquina.

En este caso el cardan presenta altos signos de corrosión que han afectado a las crucetas y al guardapolvos. Las crucetas permiten el giro angular mientras que el guardapolvos protege el estriado del cardan de agentes externos.

Las crucetas tienen desgaste y holgura interna tras más de 50.000 horas de trabajo, mientras que el guardapolvo presenta perforaciones y pérdida de grasa debido a la corrosión de la superficie del mismo.

Sustitución y montaje de componentes

Estos componentes deben ser sustituidos por otros nuevos y de calidad para poder aumentar el tiempo de vida útil de todo el conjunto.

En el caso del guardapolvos, debe ser soldado al conjunto correctamente siguiendo los estándares europeos de calidad y colocado el punto de engrase en el extensible.

Tras el montaje de los componentes nuevos, solo queda equilibrarla y aplicarle una pintura especial.

Todos estos pasos prolongan de 8 a 10 años de vida útil y permiten a la máquina trabajar correctamente.

CARDAN LAMINADOR
GUARDAPOLVO
GUARDAPOLVO CARDAN INDUSTRIAL
CARDAN SIDERURGIA

Recomendaciones

Cardyfren recomienda un mantenimiento periódico de las transmisiones cardan y componentes.

INFÓRMESE SIN COMPROMISO